Porque están apareciendo nuevas alternativas

Cada vez hay más estudios que demuestran lo perjudicial de escolarizar a los niños a edad temprana (poca gente sabe que la educación no es obligatoria hasta los 6 años y en muchos países (más adelantados en educación) así se hace). De hecho, los de mi generación, del 70, no empezamos el cole hasta los 4 años.

Otros estudios destruyen falsos mitos como el de que los niños que van a guarderías se ponen enfermos con asiduidad por estar en contacto con varios patógenos procedentes de tantos niños. Sin embargo esta idea se va viendo desplazada por otros estudios en los que se demuestra que el alto porcentaje de contagios y enfermedades es debido al estrés causado por la separación de sus padres, que provoca una serie de reacciones químicas en el organismo que, como consecuencia, bajan las defensas y les enferman. Por otra parte, los niños han de luchar por la atención de los cuidadores, por los juguetes, mantienen peleas con otro montón de niños… esto hace que desarrollen estrategias de defensa para sentirse seguros, y así, de pronto un niño se aliena: se vuelve sumiso, agresivo, llama constantemente la atención… Muchos padres confunden este cambio de comportamiento con un desarrollo real: “Mi hijo ha espabilado mucho” pero en realidad el niño no logra entrar en contacto con sus verdaderas necesidades de desarrollo.

Entre los 0 y los 3 años los niñ@s se encuentran en un periodo sensoriomotriz, es decir todos sus aprendizajes se basan en sus experiencias sensoriales y motoras. De ahí la importancia de crecer en un entorno que les proporcione los estímulos adecuados. Una buena observación y un correcto acompañamiento por parte de la acompañante permitirá a los niños crear los esquemas mentales necesarios para interiorizar los aprendizajes. Por eso, un aumento cada vez más grande de familias deciden no escolarizar y llevar a sus hijos a espacios de juego.

En ellos, apego seguro y el acompañamiento emocional de calidad, propicia la libertad para que el niño sólo tenga que estar pendiente de sus intereses, teniendo sus necesidades afectivas y emocionales cubiertas y pudiendo desentenderse de ellas para dedicar todo su potencial a otras actividades.

El juego cobra un papel predominante como motor de aprendizaje: ayuda a conocerse a sí mismo, a conocer el entorno y a establecer relaciones interpersonales. Se caracteriza porque no persigue ningún fin en concreto, la principal prioridad es el proceso en sí mismo. Proporciona placer y satisfacción. Y es un excelente modo de experimentar y expresar sentimientos y sensaciones. Favorece la descarga de energía y tensiones facilitando la manifestación y superación de conflictos. Estimula la formación del pensamiento simbólico. Posibilita la adquisición del dominio corporal, intelectual y emocional. Favorece la adquisición de la competencia lingüística. Estimula la imaginación y la creatividad. Posibilita el desarrollo del ingenio y la curiosidad, base de cualquier aprendizaje. Favorece la adquisición de hábitos sociales y de autocuidado.

Jugando dominamos miedos, aprendemos a establecer contactos sociales, experimentamos nuevas sensaciones, aprendemos a manejar emociones, descubrimos otros puntos de vista, desarrollamos el pensamiento, aprendemos nuevos modos de razonamiento,…

Se trata de ofrecer una entorno lo más parecido al hogar para que el niño se sienta cómodo y tranquilo y así pueda descubrirse a sí mismo y al mundo que le rodea. Por supuesto existen límites, pero no se establecen límites para educar sino para asegurar una convivencia agradable y segura para todos. El día a día, los ritmos y las rutinas, con una especial relevancia al movimiento y el aire libre que permite descubrir y aprender del entorno y la Naturaleza.

El papel de las familias es muy importante, ya que se establece un contacto directo, diario y familiar mediante el cual las familias pasan a ser un elemento activo en el desarrollo y crecimiento de sus hijos durante las horas que están trabajando, y pueden participar en el día a día de sus hijos y conseguir una verdadera conciliación.

Y por último, se ofrecen modelos de comportamiento gracias a acompañantes experimentadas y formadas, más adecuados a la clase de personas que queremos ser, tanto nosotros mismo como nuestros hijos.

Esperamos que las autoridades se den cuenta de que algo está cambiando en la ciudadanía y empiece a apoyar a las familias que quieren hacer las cosas de otra forma.

wpid-wp-1441492469222.jpeg

 

Te recomendamos 6 excelentes libros sobre crianza

Muchos de los que nos leéis, hemos llegado a la crianza consciente y respetuosa de los hijos, de las más diversas formas: unos simplemente tuvimos que tener a nuestro hijo en brazos y sentir toda esa ternura y amor para darnos cuenta de que queríamos respetar esa vida que latía confiada sobre nuestras manos, otros nos informamos en el embarazo, otros cambiamos el chip con la experiencia pura y dura, otros gracias a la comparación y la toma de decisión de: “mi camino será otro…”

Pero para todos nosotros, cuando empezamos ya no hay marcha atrás. Un libro nos lleva a otro y a otro y queremos saber más y más y hacerlo lo mejor posible.

Por eso hoy queremos recomendaros 6 lecturas imprescindibles para iniciarse en el camino de la crianza natural y respetuosa. Y a demás, desde la biblioteca privada de nuestra asociación, os ofrecemos la posibilidad de coger prestados cualquiera de estos títulos si así lo necesitáis. Sólo tenéis que enviarnos un mail a espaciolibreapita@gmail.com

Todos son importantes y aportan visiones o perspectivas distintas pero básicamente con un orden, nuestra selección es:


1.- Bésame mucho. Cómo criar a tus hijos con amor de
 Carlos González

1Este genial pediatra defiende con pasión y entusiasmo la crianza con apego, la lactancia materna a demanda y
prolongada, el respeto y amor incondicional a los niños, su concepción como seres independientes y con deseos y necesidades distintas, muchas veces, de las de los padres.

Su lectura es fácil, amena y divertidísima. Ideal para empezar a tener otra visión sobre los niños, desmontar mitos, cuestionarnos creencias y dichos populares y para regalar a futuros padres… para que sepan realmente lo que les espera!!.

2.- Moverse en libertad. De Emmi Pikler.

2Este libro es más difícil de leer… es un poco espeso y está lleno de detalles, tablas, explicaciones… pero merece la pena. Es esencial para respetar la libertad de movimiento de tu hijo desde su nacimiento: nada de carritos, cunitas, hamaquitas… que están hechas para nuestra comodidad pero que no respetan la necesidad esencial del bebé humano de movimiento: este movimiento es vital porque es lo que lo ha conocido durante 9 meses en el vientre materno y además porque permite el desarrollo neuronal que es la base del desarrollo cognitivo: niños en movimiento (y descalzos!! pero esto da para otro post 😉 niños felices y más listos!

3.-Como hablar para que los niños escuchen y como escuchar para que los niños hablen. De Adele Faber Elaine Mazlish .

33Otro libro divertido y ameno dónde los haya. Las autoras, madres también, sabeedoras de lo dura que puede ponerse la vida con los niños en ocasiones, ofrecen las claves, claras y concretas, para conseguir una buena comunicación con los hijos, en los dos sentidos: hablarles y escucharles como merecen dejando de lado convencionalismos y automatismos aprendidos en nuestra niñez, tratando al niño con respeto y haciendo una escucha activa y eficaz.

Con viñetas ilustrativas (que más de una mamá hemos fotocopiado y pegado por toda la casa para recordar bien en los momentos en que no somos capaces de frenar el piloto automático)… Requiere varias lecturas para integrarse pero en todas y cada una de ellas volveremos a disfrutar y renovar nuestra motivación de ser mejores padres.

4.- Ni rabietas ni conflictos. De Rosa Jové.

4Pero si nada de lo leído anteriormente nos funciona, la especialista por excelencia en conflictos nos da las claves: libro de obligada lectura, que ayuda a entender al niño, y desde ahí, sabiendo qué le pasa y porqué, poder actuar como el adulto responsable y el padre amoroso que somos y podemos ser. Detalla los procesos mentales que se dan en nuestros hijos cuando tienen un capricho que no es otra cosa que una reacción cerebral lógica y entendible si conocemos bien cómo funciona el cerebro del niño. No tiene desperdicio.

55.- La Maternidad y el encuentro con la propia sombra. De Laura Gutman.
Esta autora tiene muchísimos libros y también muchos seguidores. Este es su libro pionero y más importante. Y lo es porque puede hacer llegar a entender a muchas madres muchos procesos que se desarrollan en la maternidad que muchas veces no vemos, y que son la causa de síntomas que pueden desestabilizarnos a nosotras y a nuestras hijos.

De este libro la idea que más me gusta es la que reproduce las palabras de Carl Jung: “Lo que no se acepta viene a nuestra vida en forma de sombra”… Interesante, verdad?

6.- Libertad y límites: Amor y respeto. Lo que los niños necesitan de nosotros. De Rebeca Wild.

6Y para acabar el libro más profundo pero no difícil. Esta escritora es conocida principalmente por crear una escuela libre en Ecuador, La Pesta, donde los niños aprenden de manera autónoma, en ambientes preparados. Muchas nuevas escuelas de reciente creación se basan en sus libros y modelo de escuela. Tiene, junto a su marido Mauricio, varios libros pero os seleccionamos este porque en él se tiene una visión amplia de la disyuntiva: libertad/falta de límites… ambas cosas no van de la mano, como comúnmente se cree. Bien al contrario, los límites son necesarios para poder ejercer adecuadamente la libertad. Os sorprenderán sus ideas.

Esperamos haberos motivado suficientemente para que aceptéis nuestras propuestas y que disfrutéis estos libros que son un regalo para todos los padres y madres conscientes. Esperamos vuestros correos!!