Sexualidad en las criaturas

Seminario de Sexualidad Infantil
Su proceso evolutivo, qué esperar, qué responder, qué preguntar, dificultades y dudas.

Actividad dirigida a padres y madres de niñ@s de cualquier edad.

Impartido por Paloma Trapero, de Hilando Fino, Guadalajara (Sexóloga y Doula)

sexualidad infantil blog

Nuestra vivencia sobre el curso de educación sexual

Cuando uno se convierte en padre, no es consciente de la cantidad de cosas nuevas que va a aprender. Leemos libros, revistas, manuales, hacemos cursos, conversamos sin parar, buscamos información, experiencias… Sobre sueño, alimentación, psicología, relaciones, juegos… Nos formamos intensamente porque queremos cuidar, criar y educar a nuestros pequeños de la mejor forma posible.

Pero yo diría que en general el tema sexual, lo obviamos. Por lo menos en mi mente nunca estuvo la idea de hacer un curso de educación sexual. Bueno, todos sabemos de eso, no? gracias a nuestros conocimientos están aquí nuestros niños… ;-))

Hace un par de semanas en Apita organizamos un curso de educación sexual y la verdad, no tenía consciencia de que estaba tan pez. Todos nos imaginamos llegado el momento de la pubertad, teniendo una charlita seria con nuestro vástago. ¿Cómo enfocarla, con qué tono…? Muchos, estoy segura, deseamos que dure lo menos posible y que sea nuestro hijo el que le ponga término: “Traqui mamá/papá, si todo eso ya lo sé… ”. Al menos, esa es la experiencia que yo viví de adolescente y la verdad es que sin habérmelo planteado nunca, así imaginaba que más o menos serían las cosas…

Menos mal que hicimos el curso! Aprendí un montón de cosas, no sólo de cómo hablar con nuestros hijos, sino cosas útiles para mí misma y para mi relación de pareja. Me conocí más, y me dí cuenta de ciertos aspectos que debía trabajar y mejorar. Por encima de todo descubrí, y creo que todos los asistentes también, que la educación sexual ha de empezar ayer y que cuánto antes y más naturalmente podamos hablar a nuestros hijos de esta parte de la psique humana que es la sexualidad, antes podremos establecer con ellos el necesario vínculo de trasparencia y seguridad para que puedan acudir a nosotros en busca de información, ayudas, consultas, antes que buscarlas por ahí, muy probablemente, con algún otro amigo de la misma edad, igual de desinformado que él.

La educación sexual es una asignatura que todo padre/madre debería estudiar, principalmente porque aunque creamos que sabemos, nosotros mismos no recibimos esa educación sexual y no se puede enseñar lo que no te enseñaron…

Os dejamos el guión del curso y la página web de las profesionales que nos lo impartieron. Desde aquí les mandamos un beso grande y les damos las gracias por habernos hecho mejores padres. En especial a Paloma Trapero (Sexóloga y Doula)  que nos acompañó gratamente.

http://hilandofinoguada.blogspot.com.es/

1. Observar y conocer para acompañar

2. El hecho sexual humano

3. La sexuación: un proceso, la biografía sexual

4. Nuestra moral sexual cultural: nuestra sociedad

6. Desarrollo evolutivo de la sexualidad y de la erótica

a) 0-­18 meses

b) 18 meses – ­3 años

c) 3­-6 años

d) 6­-12 años

e) Pubertad y adolescencia

7. Importancia del cuerpo y del contacto

8. Acompañando el desarrollo de la sexualidad: actitudes de prohibición y actitudes de cultivo.

9. Tiempo de preguntas y debate

Por último os recomendamos un enlace de una publicación del periódico El Mundo, en la que hablan del programa de televisión noruego “Pubertet”, un programa dirigido a todos los públicos sin excepción, en el que se habla abiertamente de sexualidad.

http://www.elmundo.es/vida-sana/sexo/2016/02/04/569fbacd46163fcb7e8b4598.html

 

Cómo aprenden los niños en un espacio de juego.

La crítica generalizada que reciben iniciativas como Apita es que los niños no pueden estar todo el día jugando, que tienen que aprender.

Es sorprendente que todos tengamos tan claro que los cachorritos de león, por poner un ejemplo, juegan a pelear entre ellos como forma de ganar habilidad, destreza, fuerza, rapidez, etc, etc y sin embargo en los cachorros humanos no se vea la similitud.

Los niños no juegan porque no tengan nada mejor que hacer. Porque se aburran. Los niños juegan porque vienen programados para ello, porque es su forma de aprender. Y aprender de verdad, cosas que tengan sentido para ellos y que necesiten en cada momento.

Pero vayamos por partes.

Primero de todo, cada vez queda más patente y confirmado por la neurociencia y los más recientes estudios psicológicos que la motivación es el pilar del aprendizaje y que el conocimiento adquirido de manera impuesta se olvida en menos que canta un gallo, sin contar con el arduo esfuerzo que supone. ¿No nos queda claro en nosotros mismos, que recordamos todo lo aprendido con placer y disfrute mientras que ya nadie recuerda esas horribles declinaciones griegas???

Lo mismo les ocurre a los niños. Pero es más. Observa un grupo de niños en un parque sin que intervengan los adultos. ¿Qué hacen? Unos saltan, otros corren, otros trepan, otros juegan con barro, otros…

¿Porqué? No te has preguntado nunca porqué no hacen todos lo mismo? Porque cada uno tiene un proceso y desarrollo de aprendizaje propio e independiente y para pasar al siguiente aprendizaje primero ha de asentar otros y solamente ellos pueden decidir qué es lo que tienen que aprender en cada momento para luego adquirir un aprendizaje superior. Y esto desde la perspectiva de que cada uno trae en su mochila de nacimiento sus propios intereses, habilidades y potenciales, en los cuales se basan esos diferentes aprendizajes.

Como dice nuestra acompañante: “No son fantasías, es su juego, y para ella es importante. Las razones por las que juega a esto no podremos conocerlas en profundidad, así como las razones del juego de cualquier niño ni tenemos conocerlas, solo debemos respetarlas ”

Entender esto es fácil pero nos cuesta. Nos cuesta porque llevamos mucho tiempo haciendo las cosas como vimos hacerlas a nuestros padres y ellos a los suyos y … Llevamos mucho, demasiado tiempo, haciendo las cosas de otra forma y nos cuesta dar crédito al sentido común. Y da miedo, y vértigo. ¿Y si nunca aprende? ¿Y si hago de mi hijo un analfabeto y fracasado de la vida?

Pondré un ejemplo personal: mi hija, de 25 meses, ya tiene interés por los números. Yo no sabía que esto llegaba tan pronto. Pero el otro día cogió una regla y a un bebé de juguete y me preguntó: ¿cuánto pesa el bebé, vamos a pesarlo? Puso la regla al lado y empezó a contar. Empezó por el 4: “Catro, cinco, seis, ocho”… No os parece maravilloso? Nadie le ha enseñado nada de matemáticas, ni a contar, ni los números, ni cantidades pero son conceptos que empiezan a resonar y tomar sentido en su cabeza y para entenderlos bien y colocarlos en su lugar tiene que jugar, tiene que coger la regla, “pesar al bebé”, experimentar, crear, hablar de ello…

Por eso es tan importante crear un entorno adecuado. Yo ahí detecto un interés. Y sigo a María Montessori, como ella seguía al niño, y a partir de ahora me toca trabajos manuales y poner al alcance de mi hija materiales para que ella pueda seguir “juganprendiendo” conceptos matemáticos que empiezan a resonar en su mente. Y lo hará jugando. Y aprenderá jugando. Y ese aprendizaje será valedero y permanente.

Queremos invitaros a conocer esta estupenda web que defiende el argumento de este post y en el que podréis encontrar muchos materiales DIY para poner al alcance de vuestros hijos y facilitar o favorecer el aprendizaje, siempre y cuando sea el momento adecuado para ellos, por madurez y por interés, ya que tienen que darse ambas condiciones.

http://aprendiendomatematicas.com/puzle-gigante-con-cuerpos-geometricos/

De todas maneras sospecho que aún sin materiales adecuados ellos conseguirían aprender lo que necesiten, pero esta idea da para otro post 😉

Te recomendamos 6 excelentes libros sobre crianza

Muchos de los que nos leéis, hemos llegado a la crianza consciente y respetuosa de los hijos, de las más diversas formas: unos simplemente tuvimos que tener a nuestro hijo en brazos y sentir toda esa ternura y amor para darnos cuenta de que queríamos respetar esa vida que latía confiada sobre nuestras manos, otros nos informamos en el embarazo, otros cambiamos el chip con la experiencia pura y dura, otros gracias a la comparación y la toma de decisión de: “mi camino será otro…”

Pero para todos nosotros, cuando empezamos ya no hay marcha atrás. Un libro nos lleva a otro y a otro y queremos saber más y más y hacerlo lo mejor posible.

Por eso hoy queremos recomendaros 6 lecturas imprescindibles para iniciarse en el camino de la crianza natural y respetuosa. Y a demás, desde la biblioteca privada de nuestra asociación, os ofrecemos la posibilidad de coger prestados cualquiera de estos títulos si así lo necesitáis. Sólo tenéis que enviarnos un mail a espaciolibreapita@gmail.com

Todos son importantes y aportan visiones o perspectivas distintas pero básicamente con un orden, nuestra selección es:


1.- Bésame mucho. Cómo criar a tus hijos con amor de
 Carlos González

1Este genial pediatra defiende con pasión y entusiasmo la crianza con apego, la lactancia materna a demanda y
prolongada, el respeto y amor incondicional a los niños, su concepción como seres independientes y con deseos y necesidades distintas, muchas veces, de las de los padres.

Su lectura es fácil, amena y divertidísima. Ideal para empezar a tener otra visión sobre los niños, desmontar mitos, cuestionarnos creencias y dichos populares y para regalar a futuros padres… para que sepan realmente lo que les espera!!.

2.- Moverse en libertad. De Emmi Pikler.

2Este libro es más difícil de leer… es un poco espeso y está lleno de detalles, tablas, explicaciones… pero merece la pena. Es esencial para respetar la libertad de movimiento de tu hijo desde su nacimiento: nada de carritos, cunitas, hamaquitas… que están hechas para nuestra comodidad pero que no respetan la necesidad esencial del bebé humano de movimiento: este movimiento es vital porque es lo que lo ha conocido durante 9 meses en el vientre materno y además porque permite el desarrollo neuronal que es la base del desarrollo cognitivo: niños en movimiento (y descalzos!! pero esto da para otro post 😉 niños felices y más listos!

3.-Como hablar para que los niños escuchen y como escuchar para que los niños hablen. De Adele Faber Elaine Mazlish .

33Otro libro divertido y ameno dónde los haya. Las autoras, madres también, sabeedoras de lo dura que puede ponerse la vida con los niños en ocasiones, ofrecen las claves, claras y concretas, para conseguir una buena comunicación con los hijos, en los dos sentidos: hablarles y escucharles como merecen dejando de lado convencionalismos y automatismos aprendidos en nuestra niñez, tratando al niño con respeto y haciendo una escucha activa y eficaz.

Con viñetas ilustrativas (que más de una mamá hemos fotocopiado y pegado por toda la casa para recordar bien en los momentos en que no somos capaces de frenar el piloto automático)… Requiere varias lecturas para integrarse pero en todas y cada una de ellas volveremos a disfrutar y renovar nuestra motivación de ser mejores padres.

4.- Ni rabietas ni conflictos. De Rosa Jové.

4Pero si nada de lo leído anteriormente nos funciona, la especialista por excelencia en conflictos nos da las claves: libro de obligada lectura, que ayuda a entender al niño, y desde ahí, sabiendo qué le pasa y porqué, poder actuar como el adulto responsable y el padre amoroso que somos y podemos ser. Detalla los procesos mentales que se dan en nuestros hijos cuando tienen un capricho que no es otra cosa que una reacción cerebral lógica y entendible si conocemos bien cómo funciona el cerebro del niño. No tiene desperdicio.

55.- La Maternidad y el encuentro con la propia sombra. De Laura Gutman.
Esta autora tiene muchísimos libros y también muchos seguidores. Este es su libro pionero y más importante. Y lo es porque puede hacer llegar a entender a muchas madres muchos procesos que se desarrollan en la maternidad que muchas veces no vemos, y que son la causa de síntomas que pueden desestabilizarnos a nosotras y a nuestras hijos.

De este libro la idea que más me gusta es la que reproduce las palabras de Carl Jung: “Lo que no se acepta viene a nuestra vida en forma de sombra”… Interesante, verdad?

6.- Libertad y límites: Amor y respeto. Lo que los niños necesitan de nosotros. De Rebeca Wild.

6Y para acabar el libro más profundo pero no difícil. Esta escritora es conocida principalmente por crear una escuela libre en Ecuador, La Pesta, donde los niños aprenden de manera autónoma, en ambientes preparados. Muchas nuevas escuelas de reciente creación se basan en sus libros y modelo de escuela. Tiene, junto a su marido Mauricio, varios libros pero os seleccionamos este porque en él se tiene una visión amplia de la disyuntiva: libertad/falta de límites… ambas cosas no van de la mano, como comúnmente se cree. Bien al contrario, los límites son necesarios para poder ejercer adecuadamente la libertad. Os sorprenderán sus ideas.

Esperamos haberos motivado suficientemente para que aceptéis nuestras propuestas y que disfrutéis estos libros que son un regalo para todos los padres y madres conscientes. Esperamos vuestros correos!!

Mamamorfosis – Las 200 caras de la Luna.

Cuando uno piensa en los hijos se imagina su vida tal y como la tiene en ese momento, con el maravilloso añadido de unos niños que nos llenarán de felicidad, alegría y orgullo.

Y sí, es así. Es algo increíble, una experiencia única, enriquecedora, que te hace ser más tú que nunca, que te hace crecer como nada, que te enseña y aporta cada día.

Pero pocas veces se hablan de los peros.

Y no. Los peros no son sólo las noches sin dormir, ni las rabietas. Esa es la parte fácil.

Los peros son que no sabías que tu vida iba a pegar un giro de 180 grados. Que lo que estaba arriba se va abajo, que todo se vuelve del revés, que vas a perder el norte, que el suelo se abrirá ante tus pies, que vas a desaparecer, tal y como te conocías y que nuevas ideas, pensamientos y sentimientos van a ocupar tu mente.

Es mucho más que los tópicos que se oyen por todas partes. Es no poderse duchar en 5 días. Es no poder ir al baño solo. Es no tener un momento para tus propios pensamientos. Es no poder concentrarte en trabajar. Es …

Es un montón de cosas que nadie cuenta pero que muchos viven. Sobre todo si eres mujer. Porque muchos callan, porque no está bien visto contar lo difícil que está siendo. Porque vivimos en la sociedad de la simulación y del todo está bien y porque si nadie nos ha dicho nada sobre todo esto que no somos capaces de manejar, será que la rara soy yo y que no lo sé llevar y así, mejor me callo e intento seguir con mi vida de antes…

Hay quienes piensan así, se alienan y hacen que sus hijos se adapten a ellos. Y hay quienes se adaptan a esta nueva realidad, se escuchan, cuestionan sus vidas anteriores, quienes toman esos sentimientos y pensamientos por verdaderos y los hacen frente y se convierten en padres y madres conscientes, que no cierran los ojos, que buscan nuevas soluciones, que aprenden, que lloran, que cambian, que buscan y encuentran…

Gracias a Aguamarina por gritar a los cuatro vientos que la maternidad, la paternidad, nos trasforma y que esa trasformación, esa mamamorfosis, es el único camino para poder disfrutar esa imagen soñada de felicidad familiar.

libro-01

 

http://www.demicasaalmundo.com/2015/09/mamamorfosis-las-200-caras-de-la-luna.html

Primer encuentro familiar Espacio Libre Apita

Crianza respetuosa y maternidad/paternidad consciente En este primer encuentro, hablamos sobre la necesidad de estos espacios compartidos, para expresar nuestras dudas, compartir experiencias, sentirnos apoyadas/os…

Hablaremos sobre Crianza respetuosa, y de cómo sus principios (el cariño, la cercanía física, la satisfacción de necesidades, el porteo, el concepto del continuum…), habían estado presentes desde el inicio de la Humanidad… Y cómo el modelo de crianza “moderno”, se ha ido alejando de estos principios, a medida que la sociedad se ha ido desnaturalizando. Por tanto, no estamos hablando de un concepto nuevo, no es una “modernidad” o una “moda” el querer colechar, o llevar a nuestros bebés pegados al cuerpo, o darles la teta cada vez que lo pidan…

Es retomar lo que nos pide el instinto más primario, el instinto de protección, de disfrutar de nuestra crianza como nos pide el cuerpo, la piel; y no porque nos lo digan los especialistas, los libros, los pediatras o las personas allegadas con toda su buena intención.

Por favor, confirmar asistencia enviando un email a espaciolibreapita@gmail.com

Dónde?

Calle de la Fuente nº 7. 28863 Cobeña (Madrid)

Cuándo?

Martes 21 de Abril de 2015. De 17:30 a 18:30